Manías al conducir que garantizan averías en tu vehículo de ocasión

Manías al conducir que garantizan averías en tu vehículo de ocasión

24 octubre, 2019 Desactivado Por Garantiplus

En GarantiPLUS, sabemos que al ahora de comprar un vehículo de ocasión, ciertas averías son inevitables. Sin embargo, muchas veces nuestras malas costumbres al volante son las culpables de que tengamos que llevar el coche al taller. 

Por eso, hoy te traemos un artículo que te vendrá genial para quitarte esas costumbres y acabar así con esas manías al conducir que nos garantizan averías. Si lees atentamente los consejos que te vas a encontrar a continuación y los llevas a la práctica, tu coche de segunda mano será una garantía de éxito. 

El motor del coche de segunda mano

Es de sobra conocido, que para cuidar el motor del coche usado hay que esperar a que se caliente. Sin embargo, la mejor forma de hacerlo no es manteniendo el motor encendido y parado. Si encendemos nuestro coche usado y no circulamos, el resto de componentes de la cadena cinemática tampoco lo hace. 

Lo ideal, es conducir progresivamente, cambiando de marchas pronto y aumentando las revoluciones de manera escalonada. Pero cuidado, cambiar de marchas pronto y a bajas revoluciones constantemente, también puede ser perjudicial para la transmisión de nuestro vehículo de ocasión.  

El embrague y la caja de cambios del vehículo usado

Si te preguntamos cuál es tu pose conduciendo, estamos seguro que la respuesta sería con una mano en la palanca de cambios, otra en el volante y el pie ligeramente apoyado en el embrague. Error, esta pose que tanto se usa, es una de las peores manías que se pueden tener al volante. 

Con la mano en la palanca de cambios, por muy suave que se haga, estamos forzando la sincronización de esta y acortando su vida útil. Además, las reparaciones de estas averías son muy caras, debido a que para ello se debe extraer toda la caja de cambios del vehículo de ocasión. 

Por otro lado, manteniendo el pie sobre el embrague, al igual que mantenerlo pisado en los semáforos como mucha gente hace, estamos produciendo un desgaste innecesario en una pieza fundamental del coche. 

La dirección del vehículo de ocasión

En este caso, uno de los fallos que más se comenten, tiene que ver con los topes de la dirección a la hora de aparcar. Mucha gente realiza las maniobras girando bruscamente el volante hasta que este llega a su tope. Incluso en ese momento, se quedan enganchados al volante como si con eso consiguieron girar un poco más. Esta costumbre es un error catastrófico, ya que no se consigue absolutamente nada y se daña seriamente la dirección. 

Otra forma de dañar desde la dirección hasta la amortiguación, rótulas o los silentblocks, es pasar los badenes sin reducir la velocidad debidamente. La velocidad debida para sobrepasar estos elemento, es un poco por debajo de la legalmente recomendada para la vía. Así que ya sabes, sigue estos consejos de conducción y tu vehículo de ocasión pasará menos veces por el taller. 

Si por otro lado, lo que quieres es no tener que correr con los gastos de las averías fortuitas que puedan aparecer a la hora de vender tu coche de segunda mano, te recomendamos que contrates una de nuestras garantías mecánicas para particulares. Para ello, puede pedir información el siguiente botón de contacto.

Fuentes: GarantiPLUS, Motorpasion, Pexel y Unsplash. En Garantiplus, líder en el sector de las Garantías Mecánicas nos interesan vuestras opiniones, déjanos un comentario.