Tres consejos para el cuidado de la pintura del coche

La pintura del coche está diseñada para ser resistente a las más severas condiciones medioambientales; pasan de las temperaturas heladas en invierno, al calor abrasivo durante el verano. Si bien es cierto que está pensada para durar, también es aconsejable tener presente algunos cuidados para conservarla por el mayor tiempo posible. Sigue los siguientes consejos y verás como tener un vehículo reluciente durante años.

Siempre que puedas estaciona en un garaje para evitar maltrato en la pintura del coche

A pesar de que esto parece ser algo obvio, es muy común ver coches aparcados en las calles aún cuando tengan plazas de garaje techadas. Muchas veces el ritmo de la vida nos lleva a tomar decisiones que nos impulsan a la practicidad. Pero exponer el coche a la intemperie, a la larga, hará que pierdas un tiempo mayor cuando debas repararlo.

El aparcar en un garaje no solo va a proteger la pintura del coche, además va a salvaguardar los elementos externos e incluso los internos. Al estar cubierto las condiciones atmosféricas no afectan del mismo modo, los rayos solares no inciden directamente y se evitan los actos de vandalismo.

Al estacionar en un parking público, evita hacerlo en las zonas donde hay vehículos de carga o con una diferencia de tamaño muy superior a tu coche; la razón de esto es que muchas veces al abrir las puertas se dan tropiezos entre los vehículos que van resintiendo la pintura.

También se debe prestar atención a no aparcar donde existan charcos, muchas veces los sótanos tienen tuberías, y si éstas gotean, pueden causar manchas en la pintura del coche muy difíciles de quitar.

Haz un lavado del coche con una frecuencia de cuatro a seis semanas

Lavar el coche con frecuencia es fundamental para preservar la pintura. Al hacer esto no solo vas a conseguir que se vea limpio y bonito; además se van a eliminar los restos que van quedando en la pintura con el día a día.

Muchas de las sustancias que caen sobre el coche pueden dañar la pintura si no se hace un lavado rutinario. Al conducir es normal que caigan excrementos de aves, insectos, restos de aceite, gasolina, alquitrán y muchos otros químicos que no colaboran en la preservación de la pintura.

Lo ideal para el lavado del coche es hacerlo a mano con los productos adecuados, pero en caso de no poder, tener un autolavado de confianza siempre te va a ayudar a mantener la pintura. Después de los viajes largos es fundamental realizar un lavado profundo para sacar restos de arena, sal, insectos y muchos más.

Realiza una descontaminación y encerado entre tres y seis meses

A pesar que sigas un cuidado riguroso, la pintura siempre va a sufrir desgastes, por más pequeños que sean. Lo ideal es que efectúes un tratamiento de descontaminación especial para que puedas quitar todos aquellos residuos que no salen con un simple lavado.

Luego de descontaminarlo, lo ideal es encerar la pintura del coche, esta cera crea una capa protectora que sirve para dar brillo a la pintura y preservarla. Adicionalmente actúa como repelente del agua y el sucio, por lo que el vehículo dura más tiempo limpio.

Desde Garantiplus queremos que tu coche siempre esté funcional, es por ello que dedicamos tiempo y esfuerzo a que tu experiencia sea la más placentera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.