Evita que se gripe el motor de tu coche con estos consejos

Evita que se gripe el motor de tu coche con estos consejos

12 marzo, 2020 Desactivado Por Garantiplus

Tener el motor gripado es uno de los grandes temores de los propietarios de coches. Este tipo de averías es de las peores posibles. Además, se encuentra entre las más costosas de reparar. A través de este artículo del blog de GarantiPLUS, no solo te explicaremos qué es tener el motor gripado; sino que te daremos valiosos consejos para evitar que esto le pase a tu vehículo.

¿Qué pasa cuando se te gripa el motor?

Todos los motores de combustión interna, es decir, de los coches diésel o gasolina, provocan rozaduras entre las piezas mecánicas. Este rozamiento aumenta la temperatura haciendo que las piezas se desgasten y que el metal se dilate. Si este proceso no se controla, los componentes metálicos del motor pueden llegar a fusionarse bloqueando su movilidad. A este fenómeno se le denomina como “gripar el motor”.

consejos mecanica

Los mecanismos que más sufren este fenómeno son el pistón y la camisa que recubre el cilindro. Estas piezas son las que experimentan las mayores temperaturas. Otros componentes en peligro son los casquillos y el cigüeñal.

Consejos para evitar que se gripe tu coche

Mantener el motor correctamente lubricado es lo que evitará que se gripe. El aceite es el que se encarga de lubricar las piezas del motor para que el roce no las deteriore y mantener la temperatura estable. Si has leído los párrafos anteriores, te habrás dado cuenta de que precisamente son estos factores los que provocan que el motor se gripe.

En el libro de mantenimiento de tu vehículo se detalla la periodicidad con la que se debe cambiar el aceite. Normalmente los coches deben cambiar el aceite al recorrer 15.000 km y las motocicletas entre los 6.000 y los 10.000 km.

Asegúrate de que las bielas estén equilibradas. Este es otro factor que puede hacer que tu coche se gripe. Estas piezas se encargan de transmitir la presión de los gases que afectan al cigüeñal. Si el cigüeñal se desequilibra, desgastará más un lado del pistón aumentando, de esta forma, el roce y su calentamiento.

Siguiendo estos sencillos consejos evitarás que se gripe el motor de tu vehículo. De seguro que agradecerás no tener que sufrir los inconvenientes de esta molesta avería.