¿Sabías que las garantías otorgadas por las empresas de renting cambian en función de la identidad del comprador?

¿Sabías que las reparaciones realizadas sin el consentimiento del vendedor anulan la Garantía?

¿Sabías que las reparaciones realizadas sin el consentimiento del vendedor anulan la Garantía?

Los profesionales de la compraventa de vehículos de ocasión se encuentran en numerosas ocasiones con que los compradores de sus vehículos realizan reparaciones sin tener autorización por parte del vendedor y después les reclaman el pago de la misma.

¿Sabías que las reparaciones realizadas sin el consentimiento del vendedor anulan la Garantía?

Ante esta casuística es importante tener claro que en una avería, ocurrida durante el periodo de vigencia de la Garantía, lo que el comprador puede reclamar es que se le repare su vehículo, pero será el vendedor el que decida cómo lo repara y dónde (si lo hace en su taller o en un taller que él indique).

Por tanto, no corresponde al cliente decidir en qué taller se repara y, si da orden de reparación en un taller sin contar con el beneplácito del vendedor-garante, estaría renunciando a su derecho de garantía, que es derecho a reparación.

Según Ganvam, “este tipo de actuación supone un abuso de derecho por parte del cliente, salvo que pueda acreditar que el vendedor se negó a atenderle o que la reparación era indispensable y la comunicación al vendedor imposible”.

Si el comprador arregla una avería sin tener en cuenta al vendedor, le dejará sin oportunidad de comprobar si efectivamente la avería entraba en garantía o no, pues al haber sido manipulado el vehículo puede resultar ya imposible determinar el origen de la avería.

Las diferencias de presupuesto entre los talleres, también influyen notablemente en este sentido, ya que la factura generada ante dicha reparación no autorizada puede resultar desproporcionada para el vendedor. Y es que muchos profesionales cuentan con taller propio o concertado a través del cual podrían hacer frente a la avería.

En resumidas cuentas, el vendedor-garante tiene obligación de atender las reparaciones en garantía que el cliente le haya comunicado. Pero no debe hacerse cargo de reparaciones de las que no ha tenido conocimiento ni, por tanto, ocasión de comprobar el origen de la avería, habiendo renunciado el cliente voluntariamente a hacer uso de su derecho de garantía y acudido a otro taller por su cuenta y riesgo.

Este ejemplo se debe extrapolar de la misma forma cuando hablamos de Garantías Mecánicas comerciales. Por este motivo desde GarantiPlus llevamos un control exhaustivo de los procesos de avería y aconsejamos a nuestros clientes la mejor manera de proceder para no perder el derecho a la Garantía.

En Garantiplus, líder en el sector de las Garantías Mecánicas nos interesan vuestras opiniones, déjanos un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.