Protege tu coche contra el calor del verano

El interior de tu coche puede convertirse en un horno en verano, por ello te damos estos prácticos consejos para evitarlo

Cualquier conductor que haya dejado su coche bajo el sol en verano se ha enfrentado alguna vez al golpe de calor que sale del interior al abrir la puerta. Las altas temperaturas dentro del vehículo pueden hacer que conducirlo sea una actividad insufrible. Por ello, hemos recopilado una serie de consejos para evitar que el coche se caliente y para enfriarlo sin recurrir al aire acondicionado.

Usa un parasol en tu coche

Cuando dejas tu coche aparcado al sol, es muy necesario el uso de un parasol para evitar que el interior se caliente mucho. Esta simple herramienta, que se coloca en la luna frontal del coche, repele los rayos del sol y puede hacer que el interior de tu automóvil no se convierta en un horno cuando le dejas aparcado al aire libre. También puedes complementarlo con parasoles laterales. Este tipo de parasoles filtra la luz del exterior, pero evitan gran parte del calor que se produce durante el día y además se pueden usar mientras se conduce.

La mejor garantía, una buena sombra

Un lugar con sombra puede ser el mejor aliado para que tu coche mantenga una temperatura razonable en verano. Algo tan fácil como aparcar bajo un árbol o edificio te puede ahorrar la incomodidad de conducir con todo el calor acumulado del día.

Protege el volante

El volante de tu coche es una de las partes que más temperatura coge cuando se deja expuesto al sol. Muchos conductores han cogido el volante de su coche con la intención de empezar a conducir y se han quemado las manos, por lo que tienen que esperar a que se enfríe. Otros conducen con las palmas de las manos para evitar al máximo el contacto, costumbre peligrosa ya que no tienes todo el control que deberías sobre la dirección. Una fácil solución para este problema es adquirir una funda para el volante.

El truco de la puerta

El truco de la puerta es un método que se ha vuelto muy popular gracias a un video viral subido en Internet. Consiste en dejar abierta la ventanilla del copiloto y abrir y cerrar varias veces, lo más rápido que se pueda, la puerta del conductor. De esta forma se consigue expulsar todo el aire caliente acumulado en el interior del coche durante las horas de luz, bajando la temperatura de dentro del vehículo varios grados.

Crear una corriente de aire

Puede que tu coche tenga el aire acondicionado estropeado o que simplemente no quieras usarlo. Un buen truco para no sufrir el calor del sol mientras se conduce es abrir la ventanilla del copiloto a la vez que su ventanilla opuesta de la parte trasera. De esta manera consigues crear una corriente de aire que recorre todo el coche, refrescando a sus ocupantes.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

1 thought on “Protege tu coche contra el calor del verano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.