Perito

Los gasolina de segunda mano repuntan tras los ataques al diésel

Los gasolina de segunda mano repuntan tras los ataques al diésel

El 1 de septiembre de 2015 entró en vigor la dura normativa anticontaminación Euro6. Desde entonces los vehículos nuevos han ido reduciendo drásticamente sus niveles de contaminación, especialmente los diésel. Desde la norma Euro 1 (que entró en vigor en 1992) hasta la actual Euro 6 se han reducido los límites de partículas en suspensión (PM) en un 96% y la de óxidos de nitrógeno (NOX) en un 84%.

Las ventas de vehículos de ocasión aumentan un 17,8% en 2018

A pesar de estos esfuerzos para reducir las tasas de contaminación, el mensaje de que los diésel son vehículos altamente contaminantes ha calado hondamente en la sociedad y en los Gobiernos de los distintos países, provocando un cambio drástico en el interés de los consumidores. Así, la búsqueda de coches de gasolina ha crecido un 65% desde el pasado mes de febrero, mientras que los diésel han sufrido una bajada de un 25%.

En los dos últimos meses las búsquedas de coches gasolina han superado a aquellos que utilizan gasoil en casi un 40%, lo que demuestra el cambio de tendencia por parte de los compradores. Sin embargo, a pesar de estos datos, en la actualidad tres de cada cuatro coches seminuevos o de Km 0 vendidos utilizan carburante diésel, por el 22% de coches que usan gasolina.

Además, a partir del mes de septiembre entrará en vigor el nuevo sistema medidor de emisiones WLTP, que sustituye al actual EURO. La nueva forma de ensayar los consumos se ajusta más a las condiciones de uso reales y esto es un problema para los fabricantes, ya que los vehículos van a gastar más combustible y, por lo tanto, a emitir más sustancias por el escape, ruedas, etc, que con el NEDC. Sin embargo, no se van a modificar los límites de las normativas Euro. La aplicación de este nuevo sistema de medición de emisiones se notará en el bolsillo. Así, en el caso de que los fabricantes no mejoren la tecnología de sus coches para reducir sus consumos y emisiones, pagaremos más porque subirán sus impuestos.

Dado que muchos de los coches nuevos tendrán una mayor carga impositiva (es decir, un aumento de precio), el fabricante puede escoger entre dos alternativas. En primer lugar mejorar la oferta final del coche (con el riesgo de restar atractivo a las unidades automatriculadas y el consiguiente perjuicio para el concesionario propietario de las mismas), y en segundo lugar mejorar las condiciones financieras de dicha oferta. Además a muchos fabricantes no les quedará más remedio que eliminar algunos modelos de su oferta y reducir sensiblemente su gama actual. Y a todo esto hay que sumar una «avalancha» de nuevos modelos que las marcas tienen previsto comercializar desde septiembre y hasta final de año, por lo que también se pueden esperar ofertas para los modelos que se retiran del mercado, y promociones para los que llegan.

En Garantiplus, líder en el sector de las Garantías Mecánicas nos interesan vuestras opiniones, déjanos un comentario

1 comentario en «Los gasolina de segunda mano repuntan tras los ataques al diésel»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.