Llega el fin del Plan PIVE

El plan PIVE lleva vigente desde el año 2012 y desde entonces ha fomentado la venta de una gran cantidad de vehículos nuevos. Empezó con un presupuesto de 75 millones de euros en su primera versión y propició la venta de 75.000 vehículos, dando lugar a una recaudación de 300 millones de euros. Aunque comprar un coche nuevo aporta gran seguridad, siempre está la posibilidad de comprar un coche de segunda mano.

Desde ese primer año, ha habido más versiones hasta llegar a la octava, que aún sigue en vigor. En esta última versión la inversión ha sido de 225 millones de euros. El Plan PIVE 8 debería haber terminado el pasado 31 de diciembre, pero debido a que todavía quedan fondos, se ha prolongado hasta el día 31 de julio de 2016. En un principio se estimó que gracias al Plan PIVE 8 se podrán vender aproximadamente unos 300.000 vehículos. Para este año 2016 se prevé que aumentarán las ventas en un 9%.

Este plan se creó para provocar un aumento en la venta de coches, así como una reducción de las emisiones y disminución del consumo de combustible. Estos son unos datos relativos a los Planes PIVE desde sus inicios:

  • 890.000 vehículos sustituidos.
  • Ahorro energético de 308 millones de litros de combustible/año (equivalente a más de 1,9 millones de barriles de petróleo).
  • Reducción de gases de efecto invernadero de 634.000 toneladas de CO2/año.
  • producción en 2014 ha crecido un 11% hasta los 2,4 millones de vehículos.
  • La fabricación de vehículos y componentes creó 26.800 puestos de trabajo en 2014, un año en el que se han asignado 13 nuevos modelos a las plantas españolas.

 

¿Qué sigue al Plan PIVE?

El Gobierno de España ha puesto en vigor, desde el día 1 de enero de 2016, un nuevo Plan para coches eléctricos puros, de autonomía extendida, híbridos enchufables, pila de hidrógeno, GNL (Gas Natural Licuado), GNC (Gas Natural Comprimido), GLP o Autogás (Gas Licuado de Petróleo).

Con este nuevo plan, que convivirá con el Plan PIVE 8 hasta la finalización de este, se busca reducir aún más las emisiones de los coches con combustibles fósiles (también están incluidas las ayudas a bicicletas eléctricas) y el uso de estos combustibles. Contará con una dotación de 16.6 millones de euros y finalizará el 15 de noviembre de 2016.

En el Plan MOVEA, las ayudas se otorgarán según la autonomía de los vehículos movidos con energías alternativas. Es decir, cuantos más kilómetros pueda recorrer un vehículo eléctrico más ayuda recibirá. Mientras, los vehículos propulsados por GNL, GNC, GLP o Autogás recibirán una cuantía fija, la cual varía en función del combustible. También se ofrece una ayuda por achatarramiento de 750 euros, que consiste en dar de baja un coche con más de 10 años del servicio de circulación.

Parece que los gobernantes de España se han puesto manos a la obra para fomentar este tipo de vehículos, que tanto hacen falta para nuestro bolsillo y para nuestra salud y, sobre todo, para dejar un mundo mejor a nuestros hijos y nietos.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

2 thoughts on “Llega el fin del Plan PIVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.