¿Hasta qué punto interesa la ampliación de la garantía?

A la hora de contratar una garantía ampliada no siempre hay que hacerlo en el momento de la compra del vehículo. Es imprescindible tener bien claro que la ampliación de la garantía no es la cobertura del vehículo.

La garantía legal está formada por un conjunto de derechos irrenunciables, y no permite exclusiones de partes del vehículo, sino que cubre todo el vehículo.

La ampliación de la garantía se suele hacer en el momento de la compra del vehículo, aunque en muchas ocasiones se realiza durante el período de garantía comercial, que varía según el fabricante.  La extensión de la garantía se podrá aplicar a todos los vehículos, exceptuando aquellos que tengan un excesivo número de kilómetros o cuyo estado no sea el adecuado.

Hay algunos elementos del vehículo que nunca estarán garantizados, como son los elementos de la carrocería, los cristales o la pintura, así como aquellos que presenten un desgaste que vaya unido al uso que se haga de ellos.

Por otro lado, al realizar una ampliación de la garantía, hay que tener claro que la garantía comercial, al ser una mejora aportada por el vendedor del vehículo hacia el comprador, podrá ser el que elija las coberturas que cubre la garantía.

 

Aunque no es habitual que un taller se niegue a la reparación de un vehículo, la entidad de la garantía será quien valore la causa de la avería y el motivo por el que ha sido producida. Si se considera que la avería es fruto de una negligencia del conductor, la garantía no cubriría la reparación.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.