Coche congelado

Consejos de mantenimiento para tu coche en invierno

El invierno ya está aquí y tu coche necesita unos cuidados especiales para hacer frente a la climatología adversa.

Prepara tu vehículo para el frío invierno con los siguientes consejos.

Al igual que las casas empezamos por los cimientos, en este caso hablamos de las ruedas y de las características a tener en cuenta para el invierno:

  1. Los neumáticos son una parte esencial de la seguridad, sobre todo en invierno ya que las características del asfalto se ven alteradas debido a las bajas temperaturas, la lluvia, hielo o incluso la nieve… Debemos de plantearnos invertir en los 4 neumáticos de nuestro coche. Aquí os planteamos alternativas:
  • Si disponemos de un presupuesto holgado lo más útil es cambiar los 4 neumáticos normales por otros de invierno que están diseñados para la conducción durante la climatología adversa.
  • En caso de que nuestra economía no sea mala pero no podamos permitirnos el cambio de neumáticos según la estación del año, lo mejor que podemos plantearnos es comprar neumáticos mixtos que están planteados para soportar todo tipo de superficies a lo largo de todas las estaciones. Son más caros que los normales pero su coste es inferior a la inversión necesaria para disponer de un juego de invierno y otro para el resto del año.
  • Si no podemos permitirnos ninguna de las dos opciones anteriores debemos de tener en cuenta igualmente:
    • Vigilar la presión de los mismos, ya que en invierno debido a las bajas temperaturas podemos sorprendernos con los bares que marcan. Recuerda revisar este aspecto siempre en frío con menos de 4 kilómetros recorridos para evitar un calentamiento del neumático antes de medir.
    • El Dibujo es algo sencillo de comprobar y que nos dará un resultado inmediato. Sobre todo en invierno es más importante porque nos ayudará a liberar el agua sobre la que pasemos. No descuides la rodadura y evitarás deslizamientos inadecuados.
    • Tanto cambio de clima afecta a las gomas por lo que aunque lo anteriormente descrito esté dentro de los parámetros normales, la fecha de fabricación es un indicador de la calidad de los neumáticos. Evitaremos que grietas o mal estado nos hagan pasar un mal momento llegado el mismo.
  1. La calefacción debe de funcionar adecuadamente para evitar momentos incómodos, para facilitar la conducción sin prendas que nos impidan realizar movimientos básicos de la conducción y para facilitar que los cristales y lunas se empañen.
  2. La batería de nuestros coches sufre más con bajas temperaturas por lo que si vamos a dejar el coche parado durante unos días te recomendamos que lo pongas en marcha unos minutos al día para evitar sorpresas cuando realmente lo vayamos a utilizar. En este sentido y atendiendo también al siguiente punto si puedes aparcar en un sitio cubierto o cerrado no lo dudes.
  3. Debido al peligro por heladas durante el invierno nos cruzamos con las máquinas saladoras, lo que implica que las carreteras estén llenas de sal que salta a directa a nuestro vehículo en cuanto nos ponemos en circulación. Recuerda que la sal es una de las bases de la corrosión de la carrocería por lo que no te olvides de lavar el coche habitualmente en invierno y cuidarás tu vehículo mucho mejor.
  4. Limpiar lunas adecuadamente. La visibilidad es uno de los problemas de la mala climatología. No hagas de este problema uno mayor por no limpiar las lunas adecuadamente eliminando la escarcha exterior y limpiando cada poco tiempo los cristales de tu coche por dentro. Recuerda que con la calefacción se almacena mayor suciedad en las mismas.
  5. Anticongelantes y aceites. Con asegurarte de tener los depósitos de ambos llenos paulatinamente evitarás sustos y averías innecesarias.
  6. Las cadenas son siempre necesarias en zonas de montaña o de nevadas frecuentes. Dejarás a los improvistos en la cuneta mientras sigues avanzando. Recuerda que son dañinas para el neumático por lo que intenta utilizarlas lo justo y necesario aunque sin olvidar que la seguridad siempre es lo primero.
  7. Revisión Luces. No sólo para ver, en invierno la mala visibilidad, la niebla, … da lugar a situaciones complicadas por baja visibilidad. No sólo aumentarás la seguridad de tu conducción sino que es importante asegurarnos de que el resto de conductores nos ven adecuadamente. En invierno siempre lleva las luces de posición y revisa las antinieblas que no has usado el resto del año.
  8. Limpiaparabrisas en buen estado. La temporada de lluvias llega y su uso es necesario. Revísalos y ten cuidado por las mañanas con las congelaciones… puede que estén pegados (por lo que si llevas algo de alcochol encima, colonia por ejemplo es un truco si hay prisa) por lo que ten paciencia y enciende la calefacción.
  9. Como siempre vete preparado para lo peor y no te olvides de cargar el teléfono o llevar un cargador, de una buena manta para el frío, un poco de agua y una linterna. Esto es lo mínimo indispensable para estar preparado para lo peor.

Sigue estos consejos para mantener tu coche en forma durante el invierno y disfruta del frío con estos trucos de Garantiplus.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.