La lluvia y el frío en coches

Como preparar tu coche para el frío invierno y la lluvia

¿Está tu coche preparado para afrontar situaciones de lluvia intensa o invierno frío? “Winter is coming” y ya estamos notando como el clima lluvioso se instaura en nuestro territorio.

La climatología es uno de los factores más influyentes en la conducción y debemos de tener en cuenta que nuestro coche debe de estar preparado para afrontar situaciones de lluvia así como nosotros mismos debemos de tener en cuenta que las adversidades meteorológicas influyen en el tipo de conducción que desarrollamos habitualmente.

A continuación os dejamos una serie de consejos para acondicionar los coches al clima frío y lluvioso.

 

Preparando el coche para el invierno:

 

Recuerda que una visita a tiempo al mecánico ya sea para las revisiones o para una puesta a punto antes de un viaje puede evitarnos más de un susto innecesario. El anticongelante no se te puede olvidar ya que cuando bajan las temperaturas es imprescindible para el adecuado funcionamiento de nuestro coche.

Como materiales imprescindibles que debemos de llevar obligatoriamente en el coche

  • chaleco reflectante
  • triángulos de aviso
  • rueda de repuesto
  • un juego de lámparas

Nosotros recomendamos también y siempre que el bolsillo se lo pueda permitir comprar un extintor pequeño por que ante un conato de incendio podremos paliarlo rápidamente salvando de esta manera la situación de sufrir daños materiales o personales.

No podemos olvidarnos de unas normas básicas que nos vendrán mejor que bien en caso de apuro. También, ante la posibilidad de quedarnos “parados” es importante contar con

  • un kit de primeros auxilios que nunca está de más
  • una linterna
  • una manta y ropa de abrigo por si tenemos que salir del coche
  • una botella de agua
  • un cargador de teléfono
  • pinzas
  • cadenas

 

No se trata de tener un kit de supervivencia en el vehículo pero este tipo de cosas nos salvarán de más de un apuro.

 

Consejos prácticos para el coche y la conducción:

 

Si las temperaturas son bajas debemos de mantener el coche encendido unos minutos antes de emprender la marcha ya que como máquina que es necesita de un tiempo en ponerse a punto. (El aceite debe de coger la temperatura adecuada para tener un nivel de lubricación óptimo, los cristales se tienen que desempañar, la calefacción tarda en funcionar,…. )

Utiliza la radio para informarte de las situaciones de las diferentes carreteras por las que vayas a transitar.

Si pones la calefacción el ambiente se puede poner un poco “pesado” por lo que se recomienda renovar el aire caliente bajando las ventanillas cada cierto tiempo.

Cuando el clima te castigue y te encuentres en situaciones de lluvia intensa o nevada recuerda utilizar los antinieblas. No sólo son para las nubes bajas.

A la hora de conducir sobre superficies inundadas o congeladas debemos de mantener el volante firme para evitar el temido acuaplaning o la pérdida de control del vehículo. No frenar, sino reducir poco a poco la velocidad y en caso de tener que girar el volante hacerlo de forma suave y muy poco a poco.

Si nunca has puesto unas cadenas a los neumáticos práctica antes de que llegue el momento de necesitarlo realmente.

La vista sufre mucho más en situaciones de conducción con climatología adversa, además nuestro cuerpo en general también adquiere mayor tensión. Es por esto que ante lluvia intensa o nieve descansamos obligatoriamente cada hora y media.

Si la visibilidad es mala y además viajamos de noche debemos de asegurarnos que nuestro coche señaliza adecuadamente su situación y cerciorarnos de no tener estropeada ninguna luz.

 

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.