Test de drogas, el nuevo azote de los conductores

Test de drogas, el nuevo azote de los conductores

20 enero, 2016 0 Por Garantiplus

El Ministerio de Interior reforzará este año la seguridad vial en las carreteras con más de 120.000 controles de drogas entre conductores. Esto supone un incremento en un 38% del número de pruebas a realizar respecto a 2015.

Los controles arrojan datos como que el cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentes halladas en estos controles.

Además de los controles preventivos, se someterá a esta prueba a los usuarios involucrados en un accidente y a los infractores dentro del Plan de Vigilancia Integral. La DGT, estima que el incremento de los controles supondrán una reducción de al menos un 17% de accidentes de tráfico.

La DGT cuenta con un presupuesto para este año de 12 millones de euros se destinarán tanto a la compra de los kits de drogas y material complementario, así como a la contratación del servicio de laboratorio para el análisis de las muestras.

Durante el 2015 se introdujo como novedad la realización de controles a los usuarios involucrados en accidente (heridos leves e ilesos, puesto que a los heridos hospitalizados o fallecidos las pruebas se realizan en el entorno sanitario) y a los conductores que hubieran cometido alguna infracción (velocidad, cinturón, casco…) dentro del Plan Integral de Vigilancia.

Se ha comprobado que las pruebas salivares para la detección de drogas en los conductores tienen un efecto disuasorio entre los conductores, tal y como se ha demostrado con las pruebas de alcohol.

La realización de un control de drogas es similar a la que ya se realiza con el alcohol. Los agentes de la Guardia Civil, cuando ordenan la detención de un vehículo para que su conductor se preste a realizar la prueba de control de drogas, le informarán de la obligatoriedad de someterse a dicha prueba, ya que en caso de negarse incurriría en delito.

El agente encargado tomará una muestra de saliva del conductor que introducirá en un dispositivo que analizará la muestra. Si el resultado es positivo, se obtendrá una segunda muestra de confirmación, que se enviará  directamente a un laboratorio para su posterior análisis, sin perjuicio de que el conductor pueda solicitar una prueba de contraste en sangre.

La DGT en su apuesta por erradicar a los conductores que se ponen al volante tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva (cannabis, cocaína o cualquier otra) ha incrementado las sanciones y ha puesto en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.

Sanciones por la Vía administrativa: La Ley de Seguridad prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo. La sanción es de 1.000 euros y la detracción de 6 puntos. 

Sanciones por la Vía Penal: el capitulo IV del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas para conducir bajo la influencia de drogas.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario