Preocupación en el sector ante el futuro del diésel

Preocupación en el sector ante el futuro del diésel

16 julio, 2018 6 Por Garantiplus

Preocupación en el sector ante el futuro del diésel

Las polémicas declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en las que aseguraba que el diésel tenía “los días contados”, no han dejado indiferentes a las diferentes patronales del sector del automóvil de nuestro país. Las cuales han ido vertiendo sus opiniones al respecto, en aras de encontrar una solución común que no acabe de raíz con este combustible.

Preocupación en el sector ante el futuro del diésel

Las patronales aseguran que no hay ninguna iniciativa europea que tenga un calendario de prohibición de vehículos nuevos diésel, ni de vehículos de combustibles fósiles. Además informan de que todas las que existen están relacionadas con el establecimiento de una fecha, a medio-largo plazo, para la prohibición de los vehículos más antiguos, que son los responsables de la mayor parte de las emisiones, así como una de las principales causas de siniestralidad.

Por otro lado, destacan que la contribución de la tecnología diésel a la reducción de CO2 y a la mitigación del cambio climático es fundamental, por ser la tecnología más eficiente y accesible del momento. Si las compras de vehículos gasolina se disparan en detrimento del diésel, España tendrá dificultades de cumplir sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 fijadas por la Unión Europea.

Las patronales hablan

Desde la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), aseguran que este tipo de declaraciones en las que se demoniza al diésel de forma generalizada condicionan la demanda porque “meten en el mismo saco” a modelos eficientes, evitando que sea el propio usuario el que elija de acuerdo a su criterio entre toda la oferta de motorizaciones limpias; de hecho, las matriculaciones de diésel representan ahora el 37% del total, cuando hace dos años alcanzaban el 75%.

Afirmaciones que suponen, además, un efecto negativo para un sector económico estratégico como es la automoción porque, según Ganvam, “tiran por tierra todo el esfuerzo y la inversión tecnológica realizada en reducir al mínimo el potencial contaminante de estos vehículos”.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha solicitado al Gobierno que, antes de «sentenciar públicamente» a la tecnología diésel, lidere un proceso hacia la descarbonización de la movilidad, de una forma progresiva, ordenada y con medidas que aporten una alternativa real a los ciudadanos.

Faconauto asegura que los modelos diésel que cumplen con la normativa Euro 6 «son muy eficientes» en lo referente a emisiones, por lo que no se puede comparar con los modelos diésel más antiguos. «El vehículo ha de ser contemplado como un aliado para avanzar hacia la descarbonización del modelo de movilidad, que pasaría primero por sustituir los coches antiguos en circulación», añadió la organización.

En este sentido, desde ANFAC alertan de las graves consecuencias e implicaciones que las manifestaciones del nuevo Gobierno pueden tener de cara al empleo y a la producción de coches en España, que representa el 10% del PIB y emplea al 9% de la población activa.

“La incertidumbre sólo puede provocar que perdamos oportunidades de nuevas adjudicaciones de modelos y con ello, que nuestra industria se debilite gravemente”, afirma el presidente de ANFAC, José Vicente De Los Mozos. “Las plantas en España trabajan cada día en la adecuación de sus líneas de producción, para integrar cuanto antes las exigencias normativas medioambientales y todas las mejoras tecnológicas”. Hasta 10.000 millones de euros invierten las compañías de automoción en el país en los últimos cuatro años, enfocadas en nuevas tecnologías y en innovación.

Por último desde la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) piden «prudencia» y «moderación» en los mensajes que el Gobierno ha lanzado contra el diésel y proponen la creación de un grupo de trabajo junto con representantes de la Secretaría General de Industria y de la Pyme para abordar y hacer seguimiento de la puesta en marcha de las medidas planteadas en las agendas de ‘Componentes’ 2020 y ‘Sectorial de la Industria de Automoción’.

Entre las medidas que solicitan, se encuentran la equiparación de la deducción fiscal de la innovación en producto y de la innovación en proceso en el ámbito de I+D, para que ambas sean del 25%; y la amortización acelerada de activos y la apuesta en marcha de una iniciativa de colaboración público privada del sector de automoción español.

En Garantiplus, líder en el sector de las Garantías Mecánicas nos interesan vuestras opiniones, déjanos un comentario