Archiv para noviembre, 2014

El color de tu coche te define

El color de nuestro vehículo da muchas indicaciones de cómo es la personalidad y el carácter del propietario, así como su estilo de vida, sus cualidades…

Según un estudio realizado por la compañía Arval, el color de coche no es algo elegido tan al azar o tan acorde con el precio del vehículo, sino que va más allá y tiene que ver con la personalidad.

Según el estudio, los colores negro y azul indican elegancia y sobriedad, son conducidos por personas que tienen una media de edad de 41 años y se ven a sí mismos como personas creativas e inteligentes.

El color gris, el más vendido,  transmite un cierto estilo ‘futurista’. Quien se pone a los mandos de un vehículo gris suele definirse como una persona feliz.  También, los colores metalizados derrochan optimismo, relajación y estabilidad emocional, y suelen estar conducidos por personas de 45 años de edad.

Los dueños de coches blancos tienen una media de edad de 38 años y ven muchas posibilidades de ocupar un alto cargo en una empresa.

Los automóviles rojos y azules derrochan energía. Los conductores de estos vehículos suelen ser empáticos y objetivos, aunque con tendencias impulsivas, y suelen estar conducidos por personas jóvenes.

El color verde indica cierta introversión. Los conductores vehículos pintados en verde se consideran poco materialistas, y suelen rondar los 48 años.  

El sexo y la edad también son dos factores que influyen en la elección del color del vehículo. Los hombres prefieren colores oscuros, mientras que las mujeres suelen elegir colores más claros.  Por otro lado, y atendiendo a la edad, los jóvenes suelen escoger colores más vivos y llamativos, mientras que los más adultos eligen colores más apagados y señoriales.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

¿Quieres vender tu coche? Te damos algunos consejos sobre cómo hacerlo

La compra y venta de vehículos es algo que se repite con mucha frecuencia hoy en día, debido, en gran medida, a la crisis económica que nos impide comprar un coche nuevo. Por ello, muchas personas recurren a la compra de un coche usado a un precio más económico. Si quieres vender tu coche, sigue leyendo, porque a continuación te damos algunos consejos para que la venta sea exitosa.

Como es bien sabido, una imagen vale más que mil palabras. Por ello, lo primero  y más importante es limpiar tu coche y hacerle fotos cuando esté impoluto. Para el interior, lo mejor es que lo lleves a un lavadero donde le hagan un lavado exhaustivo y le quiten las manchas y el mal olor que se ha acumulado en la tapicería del coche.

Además de la limpieza, antes de venderlo, debes arreglar los desperfectos que tenga en la carrocería, como raspones, abolladuras, pequeños golpes…Nadie quiere comprar un coche que esté descuidado y en el que ni siquiera el comprador haya puesto interés en darle un atractivo especial.

Otra cosa básica y necesaria antes de vender tu coche es hacerle un mantenimiento básico, como el cambio de aceite, filtros o revisión de frenos, y mostrar todas las facturas al cliente de este mantenimiento realizado poco antes de efectuar la venta, o al menos, de ponerlo en venta.

Prepárate para el regateo. En la compra de vehículos de segunda mano el regateo es algo fundamental, y sobre todo aquí, en España. Por ello, te aconsejamos que infles un poco el precio a la hora de ponerlo en venta, puesto que luego ese precio tendrás que bajarlo al conseguir potenciales compradores. Para poner un precio razonable al coche lo mejor es consultar a una empresa aseguradora, pedir una tasación o informarte de cuál es el precio que otros propietarios piden por un vehículo similar al tuyo.  

Una vez que tienes tu coche listo para venderlo, es el momento de anunciarlo. Cuando lo hagas, destaca las cualidades. Los datos esenciales son siempre la antigüedad y el kilometraje, por lo que es fundamental que estos dos datos aparezcan en el anuncio.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

Hombres y mujeres, ¿Quién conduce mejor?

Este es el eterno debate. Cuántas veces hemos escuchado en las carreteras el tópico de “mujer tenía que ser” o similares. Más allá de la subjetividad y el pensamiento de que cada uno es el mejor cuando lleva las manos en el volante, lo cierto es que existen algunos hechos objetivos que demuestran una cierta diferencia de conducción entre ambos sexos, sin que eso implique que uno u otro es mejor.

Según un estudio, las mujeres sufren menos accidentes que los hombres. La diferencia más significativa se da en el caso de los hombres menores de 30 años, que tienen un 25% más de accidentes que las mujeres de la misma edad. Esto es así porque los conductores más jóvenes conducen de manera más arriesgada, sobre todo si el lugar del copiloto lo ocupa otro chico.

Por otro lado, podemos afirmar que existen diferencias entre los accidentes de hombres y mujeres. El accidente tipo de la mujer se produce a poca velocidad, que ocurren en cruces e intersecciones y que pocas veces acaban con muertes, mientras que el accidente tipo del hombre se produce a velocidades más elevadas y tienen que ver con conductas de riesgo, que se debe, fundamentalmente a la testosterona.

A nivel que un hombre va cumpliendo años, su nivel de testosterona disminuye, por lo que la conducción de un hombre de 60 años y de una mujer será prácticamente igual.

Otro factor a tener en cuenta es que los hombres utilizan más el coche que las mujeres, y además lo hacen desde más jóvenes y dejan de usar el automóvil a una edad más tardía.

Podemos concluir diciendo que no conducen mejor los hombres que las mujeres o viceversa, sino que tienen cualidades diferentes. Los hombres tienen más capacidad de control sobre el vehículo, lo que les hace tener a veces una sobre confianza al volante que acaba en conductas arriesgadas, mientras que las mujeres son más inseguras cuando conducen, lo que les hace a la vez más prudentes y sensatas.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario

Cómo aprovechar al máximo la garantía

Durante los dos años siguientes a la compra de un vehículo, los defectos y averías del mismo están garantizados. Si se trata de un coche de segunda mano esta garantía se reduce a un año.

Las reparaciones del coche en un taller suelen ser costosas, por lo que conviene sacar el máximo provecho durante los dos años de garantía. Para ello, es necesario llevar a la práctica los plazos estipulados por ley, aunque a veces nos dé pereza.  Tras la adquisición del vehículo nuevo, el cliente dispone de dos meses para comunicar la existencia de defectos.

Durante los seis meses posteriores a la entrega del vehículo, si este tuviera algún defecto, se presupone que el defecto es de origen. Hasta los dos años siguientes a la compra del vehículo la garantía continúa, pero durante este período el consumidor es el que debe demostrar de manera objetiva que el defecto del vehículo es de origen.

Durante el período que el coche está en el taller los períodos de garantía se paran hasta el día de entrega del vehículo.  Sin embargo, un vehículo depositado al quinto mes de garantía y que tarda en ser devuelto un mes al propietario del mismo, tendría de garantía el mismo plazo con el que entró, siempre y cuando los documentos así lo mostrasen.

La reparación del automóvil durante el período de garantía debe llevarse a cabo en un plazo razonable, y, de no ser así, sería necesario rellenar una hoja de reclamaciones donde se dejase constancia del incumplimiento de normas e incluso podría exigirse una rebaja en el precio de compra o incluso la sustitución del vehículo por uno nuevo.

La garantía de las reparaciones fuera de garantía de compra caduca a los tres meses o a los 2.000 km recorridos. Siempre que dejemos el vehículo en un taller para su reparación, debemos solicitar un resguardo de entrega en el que se indique la fecha, la matrícula del coche, el número de km recorridos, y estado del tanque de combustible.

En garantiplus queremos saber tu opinión, déjanos un comentario