Consejos prácticos a la hora de revisar tu coche

La época estival siempre trae consigo un considerable incremento en el número de desplazamientos en carretera. Lamentablemente, este aumento normalmente viene asociado a un volumen amplio de de accidentes y de averías fortuitas. Muchos de estos incidentes, suelen estar relacionados con un deficiente mantenimiento de nuestro vehículo, por lo que en este artículo, se incluyen algunos consejos prácticos que nos ayudarán a revisar nuestro coche de la manera adecuada antes de salir de viaje.



Niveles

La revisión de los niveles y la calidad del aceite, es de gran importancia ya que, después de las heladas sufridas en invierno, es probable que el circuito se haya contraído varias veces y al circular en tráfico lento el coche consuma más aceite de lo normal. Recuerda medir el nivel de aceite en frío. El anticongelante también es importante, le queden o no heladas por aguantar al coche.

Uno de los grandes olvidados a la hora de revisar el coche, es el líquido que hay en el depósito de los limpiaparabrisas. Comprueba que no esté agotado, ya que circular con un parabrisas sucio hará de la circulación en carretera un gran peligro.

Neumáticos

Para la revisión de los neumáticos debes comprobar tanto su estado como el equilibrado. La presión de los neumáticos debe medirse, al menos, una vez al mes o antes de un viaje largo. Si dudas de cuál es su presión más óptima, acude al manual del coche, ya que dependiendo de la carga del vehículo, puede que la presión adecuada varíe.

No olvides comprobar el desgaste de tus ruedas. Los neumáticos deben cambiarse antes de que la altura de la escultura esté en el mínimo legal, es decir, 1,6 mm.

En cuanto al equilibrado, la rotación y el paralelismo de nuestros neumáticos, un buen momento para comprobar su estado, es cuando se realiza la revisión de mantenimiento del vehículo o cuando se cambia alguna rueda.

Batería

Procura mantener limpios los bornes. Desecha la batería si alguno presenta un aspecto extraño, si está oxidado o si se aprecia pérdida de líquido.

Frenos y suspensión

Asegúrate de que un experto revise el estado de discos y pastillas de freno. Se recomienda hacerlo cada 10.000 kilómetros y sustituirlas cuando su espesor sea inferior a 2mm. Pero si dudas del tiempo que ha pasado desde la última revisión, deja que un profesional certifique que estos elementos cuentan con la calidad suficiente como para afrontar un viaje de larga duración.

El líquido de frenos también debe ser comprobado, ya que la falta de líquido, o un nivel anormal del mismo, nos puede indicar que hay algún problema en el sistema.

Busca chirridos y ruidos en las piezas, así como el balanceo en las curvas, ya que son síntomas del mal estado de la suspensión.

Luces

Realiza un rápido repaso de la iluminación de tu vehículo, tu serguridad en la vía depende de ello. Esta es una operación necesaria cada cierto tiempo. Con herramientas como el destornillador corregirás cualquier defecto en unos segundos.

Si aun llevando a cabo todos estos mantenimientos, tu coche sufre una avería, no desesperes, en Garantiplus ofrecemos garantías mecánicas para particulares y garantías mecánicas para profesionales.

Nuestros seguros de garantía mecánica están realizados para no descartar ningún tipo de vehiculo, ofreciendo garantías mecánicas para coches, garantías mecánicas para motos, garantías mecánicas para microcoches, garantías mecánicas para vehículos industriales, garantías mecánicas para tractores, etc. Sin descartar ningún coche por marca, edad, kilometraje y/o potencia.

En GarantiPlus nos interesan vuestras opiniones, déjanos un comentario

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.